domingo, 4 de diciembre de 2011

Religión

Los aymarás son seres profundamente religiosos. Todo cunto les rodeaba, desde su nacimiento hasta su muerte, tiene un sentido mágico-religioso. Todo, hasta las piedras, son moradas de distintos dioses. Por ello, al estar en armonía con la naturaleza, se esta en armonía con las deidades que bien pueden proteger y ayudar al hombre, como pueden ocasionarles grandes calamidades.
Los aymarás se esfuerzan por agradar a  las divinidades por que esperan que en la misma medida estas le retribuyan. Sus rituales son solemnes, complicados y en ello s hacen grandes ofrendas de diversos tipos. Uno de los sacrificios de mas antigua raigambre y mayor importancia, es la que se le hace a la Pachamama(Madre tierra) ofreciéndole una o varias llamas.
Estas son escogidas entre todas las que posee el grupo. A partir de su elección, la llama es objeto de múltiples y variadas atenciones por parte de los miembros de la comunidad. Los aymarás que habitan en el Titicaca, suben el animal a una embarcación de totora y le dan un paseo para que la Cota mama(madre laguna), de su aprobación.  Jóvenes muchachas son seleccionadas para guiar  a los camélidos hasta el lugar  propicio para el sacrificio y, por tanto, también ellas deben ser cuidadosamente ataviadas.
  -La “wilancha” o sacrificio de la llama para agrado de la Pachamama/Madre tierra), se produce en presencia de toda la comunidad y la lleva acabo el yatiri o sabio de la comunidad quien rocía la sangre del animal en el suelo y hacia los puntos cardinales invocando a los dioses tutelares.
En toda ceremonia aymará son imprescindibles algunos elementos rituales como alcohol y coca. Esta es una hoja sagrada y un elemento asociado al hombre desde épocas remotas.

  -Pacha mama, es la diosa de la fecundidad y madre de todo lo existente sobre la faz de la tierra.

  -Wari, es el dios del ganado. Su misión principal sobre la tierra, es cuidar los rebaños de alpacas, vicuñas y huanacus.

  -Waira, dios del viento que gobierna sobre los vientos. Trae lluvia para la siembra y aleja el granizo.

  - Achachilas, (ancianos sagrados de los andes eternos). Illimani, Illampu,  Murata Sajama, Huaina Potosí, Thunapa, Tata Sabaya, Ollgue, Licancabur, y otras montañas altas nevadas ocupan sitios de honor entre los dioses de la antigüedad

  -Supaya, genio masculino y femenino que puede ser positivo o negativo. La parte negativa se identifica con el diablo.

   -Khunu, dios de la nevada y la helada. Su tarea principal es cubrir de nieve las altas montañas y conservarlas en su estado congelado para que en el curso del año se deshielen formando ríos  y lagos prodigando con sus nutrientes y energía al ecosistema.

  -Mallku-Kunturi, en quechua-aymara Khunu=nieve, tura-hermano (khunutura) hermano de la nieve. Este dios de las altitudes, es el principal mensajero de los “achachilas”; su vuelo es interpretados por los aymarás para presagiar el presente y el futuro.

  -Illapa, es el dios de las tormentas eléctrica, llamadas también, “rayos”. Con su poderosa carga de energía abona energía y nutrientes a la tierra; y cuando una persona es alcanzada por este rayo esta destinado a ser un gran “yatiri”. Illapa también es venerado con el nombre de “Tata Santiago”.

  -Eqeko o Ekako, es el dios de la abundancia que multiplica todo aquello que se le encomienda
Anchancho o Sajra, son genios malignos, por lo tanto, son temidos por todos los habitantes de los ayllus.

  -Wak”a, sitios u objetos sagrados donde se realizan ceremonias rituales. Los “apachetas”, también son sitios ceremoniales.

  -Illa talismán con poderes sobre naturales, fabricados de hueso, metal, arcilla, madera, piedra, lana, cuero, con representaciones zoomorfas, antropomorfas y otras formas. Cada una de estas illas sirven para traer suerte, amor, dinero, poder, salud y buena vida. Los portadores fluyen un magnetismo positivo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada